Hospitales Nisa apuesta por una unidad de neonatos abierta a los padres

Unidad de neonatos abierta para padres

De acuerdo a los datos de la Sociedad Española de Neonatología, en España los nacimientos prematuros aumentaron un 36% en los últimos 20 años. Los cuidados de estos bebés, que llegan antes de lo esperado, y la compañía de sus padres es primordial para su desarrollo, por eso Hospitales Nisa apuesta y recalca la importancia de una unidad de neonatos abierta a los padres.

En las UCIs pediátricas y neonatales de los Hospitales Nisa se contempla al recién nacido y a sus familia como una unidad, para mejorar el desarrollo del prematuro. Por eso, el grupo hospitalario, además de contar con un equipo de profesionales altamente cualificado, apuesta por técnicas para la mejora de los neonatos que incluye a los padres en el proceso, como el método piel con piel o las puertas abiertas para los padres. Este último método consiste en permitir de manera controlada el acceso a los padres en cualquier momento, para que puedan acompañar en todo instante al nuevo miembro de la familia. Ambas prácticas son efectivas debido a que ayudan a controlar la temperatura, favorecer la lactancia materna, reducir el riesgo de infecciones, fortalecer el vínculo familiar y reducir la estancia hospitalaria.

“Gracias a las amplias instalaciones de la unidad, los padres pueden estar cerca de sus hijos en cualquier momento, y todo el tiempo que deseen salvo en momentos puntuales, coincidiendo con la realización de determinadas técnicas” declara Maria Jesús Pascual Coordinadora del Servicio de Pediatría del Hospital Nisa Pardo Aravaca “Está demostrado que el contacto piel con piel y el acompañamiento mejora el desarrollo de los bebés que llegan antes de tiempo”.

Para hacer esta unidad más agradable y cercana a los padres, las unidades de cuidados intensivos de los Hospitales Nisa concentran a parte de los medios técnicos, un conjunto de medios materiales que aportan calidez, así como grandes ventanales con luz natural, aunque las cunas de los neonatos permanecen tapadas para que no les perjudique la luz. Los amplios espacios permiten a los padres estar al lado de su hijo.

Asimismo, dentro de la misma unidad existen boxes quirúrgicos habilitados para los casos en los que es necesario intervenir quirurgicamente al prematuro sin necesidad de trasladarle de la unidad y el personal especializado cuenta con las tecnologías más innovadoras para atender posibles complicaciones.