¿Son necesarias las vacunas no incluidas en la SS?

Varicela. Gastroenteritis. Y la más temida: meningitis. Existen tres vacunas que previenen a los bebés contra todas estas patologías. Las causadas por el neumococo son especialmente graves. Sin embargo, muy pocas comunidades autónomas las incluyen en su calendario de vacunación. Su precio: entre 75 y 90 euros por dosis.


El elevado precio de las vacunas contra la varicela, el rotavirus y el neumoco, y el hecho de que no estén financiadas por el Sistema Nacional de Salud hace dudar a muchos papás sobre su necesidad real para garantizar la salud de su bebé.

“La Asociación Española de Pediatría AEP aconseja la vacunación para varicela, rotavirus y neumococo, que se ha comprobado que son eficaces para la prevención de dichas infecciones, que pueden ser muy graves. Aunque la vacunación no sea global, siempre ejercerán una mayor protección sobre la población general al existir menor probabilidad de contagio entre los no vacunados, lo que dentro del campo médico es conocido como efecto rebaño», explica la Dra. Mariam López, del equipo de pediatría del Hospital Nisa 9 de Octubre de Valencia.
Las vacunas que, salvo contadas excepciones, no estén en España financiadas por el Sistema Nacional de Salud y cuya administración aconseja la Asociación Española de Pediatría son:
Varicela (Varivax): En la actualidad sólo está cubierta en Madrid, Navarra, Ceuta y Melilla. Se recomiendan dos dosis; la primera a los 12-15 meses (preferentemente a los 12) y la segunda a los dos o tres años (preferentemente a los dos años). Otras comunidades la ofrecen a los 12 años para escolares que no estén vacunados o no hayan pasado la enfermedad.
Rotavirus (Rotateq): El calendario de la AEP indica tres dosis (a los dos, cuatro y seis meses o bien a los dos, tres y cuatro; pero en cualquier caso antes de las 32 semanas de edad). Protege contra un tipo de gastroenteritis causada por este virus. En la actualidad no está financiada en ninguna CCAA.
Neumococo (Prevenar 13): La AEP recomienda cuatro dosis (a los dos, cuatro y seis meses de edad, con un refuerzo entre los 12 y 15 meses). Hasta su desfinanciación el pasado mes de mayo, Madrid era junto a Galicia la única CCAA que la financiaba. Esta bacteria provoca otitis e infecciones leves, pero también problemas más graves, como neumonías y meningitis.