Bebés prematuros: el mejor cuidado para los más pequeños

Cada año nacen en España casi 30.000 niños prematuros. El Hospital Nisa 9 de Octubre dispone de una consulta pediátrica para prematuros que vela por su correcto desarrollo y minimiza posibles secuelas.


Son prematuros los bebés que nacen antes de las 37 semanas de gestación. Ciencia y tecnología han logrado importantes avances en la supervivencia de estos niños, y así, la probabilidad de salir adelante en niños nacidos a las 24 semanas de gestación -una gestación normal dura 40 semanas- se sitúa entre el 40 y el 70%; la cifra se eleva hasta el 98% en alumbramientos a las 34 semanas.

Pero, si bien es cierto que sobrevivir a la prematuridad es cada vez un objetivo más alcanzable, no lo es menos que los niños prematuros necesitan una vigilancia especial que garantice su correcto desarrollo y minimice los efectos de posibles secuelas.

La experiencia de casi veinte años en la atención de los primeros meses de vida de estos niños desde las UCIs pediátricas de Hospitales Nisa ha llevado a su equipo de pediatras y neonatólogos a poner en marcha un proyecto que garantice el correcto seguimiento médico de niños prematuros. De entrada, este equipo de profesionales ha diseñado unos protocolos específicos de atención al prematuro que se aplican en la consulta pediátrica del Hospital Nisa 9 de Octubre.

Superar la prematuridad

Los retrasos en talla y peso son comunes en niños nacidos antes del embarazo a término. De hecho, matiza el responsable de tres de las cinco UCIs pediátricas que funcionan en Hospitales Nisa, “suelen tardar dos años en alcanzar los percentiles de niños a término”.

Displasias pulmonares y alteraciones neurológicas son otras de las secuelas que también pueden derivarse de la prematuridad, pero que detectadas precozmente y con el establecimiento de un tratamiento específico pueden solventarse y garantizar que el niño alcance la edad adulta en iguales condiciones que el resto de chavales de su edad. Detección precoz, tratamiento específico y seguimiento exhaustivo configurarían pues la fórmula perfecta para minimizar las secuelas de un nacimiento prematuro.

Atención especializada

Además de esa atención específica para el niño prematuro, la consulta del Hospital Nisa 9 de Octubre brinda a los padres la posibilidad de intercambiar experiencias e información sobre el cuidado de sus hijos.

Ocho de cada cien niños que nacen en España son prematuros. Entre un 20 y un 30% sufrirá algún tipo de discapacidad, si bien tan sólo un 10% desarrollará serios problemas. Los cuidados durante los primeros meses de vida de estos bebés y su posterior seguimiento especializado son determinantes para minimizar posibles secuelas durante el crecimiento.