Cinco claves para tomar la temperatura al bebé

bebeExisten múltiples motivos por los que un bebé puede presentar un aumento de la temperatura corporal:  tener demasiado calor en la habitación, estar demasiado arropado, llevar mucha ropa puesta, infecciones… En cualquier caso una subida de temperatura en un bebé nunca debe pasarse por alto.

Claves para tomarle la temperatura:

  1. Cuándo. No es necesario tomarla de forma rutinaria. Comprobaremos si tiene fiebre cuando su piel esté caliente al tacto, no quiere comer, está aletargado o presente signos de infección como, por ejemplo, un resfriado.
  2. Dónde. Se puede tomar en la frente, en el oído, en las ingles, en las axilas o en el ano. Hay que tener en cuenta que en el ano la temperatura es aproximadamente 6-8 décimas mayor que en el resto del cuerpo y que en la medición en la frente y en el oído de bebés muy pequeños no es demasiado fiable.
  3. Cuál. Se utilizará un termómetro digital.
  4. Cómo. Para tomar la temperatura axilar de un bebé se debe limpiar el sudor de la axila. Colocar el extremo del termómetro digital centrado y sujetar el brazo del bebé contra su costado para que el dispositivo permanezca en su sitio. Dejar hasta escuchar la señal acústica. Si la temperatura está por debajo de 37ºC  se considera normal. Si es de 37 a 37.9ºC se trata de febrícula. Se debe destapar y quitar algo de ropa al bebé y pasados unos minutos volver a repetir la toma de temperatura. A partir de 38ºC se considera fiebre y debes ponerte en contacto con tu médico o pediatra. Es importante que cuando tu hijo tenga fiebre anotes su temperatura cada vez que se la tomes y así podrás hacer un seguimiento de su evolución.

AINHOA LIAÑO RODRÍGUEZ
Matrona
Coordinadora de Educación Maternal y Preparación al Parto del Hospital NISA Pardo de Aravaca