Detección precoz de cardiopatías congénitas

El Hospital Nisa de Sevilla se suma a los Hospitales Nisa de Valencia y Castellón e implanta la detección precoz de cardiopatías congénitas a todos los recién nacidos.  Se trata de una prueba sencilla (pulsioximetría) que mide la saturación del oxígeno en el pie del bebé

Desde mediados de noviembre, el Hospital Nisa de Sevilla realiza a todos los recién nacidos en este centro una prueba sencilla que permite detectar de forma precoz si el bebé tiene una cardiopatía congénita. La determinación se efectúa a las 48 horas de vida. Al recién nacido se le toma la saturación de oxígeno postductal en el pie y si alcanza un valor inferior al 95% (los valores normales están por encima de esta cifra hasta alcanzar el 100%), se inicia el protocolo de diagnóstico por el Servicio de Cardiología del Hospital.

Al tratarse de una prueba incruenta, cómoda y rápida de realizar, que lleva el mismo tiempo que un cambio de pañal se puede aplicar a todos los recién nacidos. La cifra obtenida de la pulsioximetría se escribe en la Cartilla de Salud Infantil para que quede constancia.

Según el Jefe de Pediatría de Hospitales Nisa en Sevilla, Juan Antonio Soult “el diagnóstico precoz de las cardiopatías congénitas es crítico. Los niños con tales defectos, que amenazan la vida, pueden inicialmente no tener síntomas o los síntomas ser vagos por lo que la enfermedad no es detectada en el examen clínico rutinario en la mayoría de los casos”.

Publicaciones británicas afirman que en Reino Unido hasta 100 niños aparentemente sanos pueden morir cada año por Cardiopatía Congénita no diagnosticada. Teniendo las Cardiopatías Congénitas una prevalencia de 2 a 6 enfermos por cada mil nacidos vivos.

Las estrategias sugeridas hasta el momento para la detección precoz de las cardiopatías incluyen el screening con ecografía prenatal, la estancia prolongada en el hospital después del parto, dos o más exámenes postnatales durante la primera semana o las siguientes semanas de vida y entrenamiento de los clínicos para detectar cardiopatías congénitas silentes.

Sin embargo, asegura el Dr. Soult, “todas estas estrategias son incómodas y costosas. Además-asegura- las cardiopatías congénitas que se diagnostican por ecografía prenatal oscilan entre el 50 y el 65% según el tipo de cardiopatía, subiendo hasta 90% aproximadamente con el screening mediante pulsioximetría. A pesar de la necesidad evidente, hasta hace poco tiempo, no existían otros medios para detectar tales enfermedades”. “Afortunadamente- añade- se ha demostrado que la utilización de la pulsioximetría en recién nacidos como el primer método apropiado y sencillo para el screening universal de cardiopatías congénitas, es positivo”.

UCI Pediátrica y neonatal: viabilidad a un bebé de 730 gramos

A la seguridad que esta prueba ofrece a los recién nacidos en el Hospital Nisa, se suma que el centro dispone de la única UCI Pediátrica de la ciudad. Además su UCI Neonatal es referencia para todos los centros gracias a la última tecnología de la que dispone. Es la Unidad de Cuidados Intensivos que acoge a los bebés más prematuros de Sevilla. Como ejemplo, ahora mismo está ingresado en la unidad un recién nacido de 730 gramos que evoluciona favorablemente. Y recientemente se ha dado el alta a dos gemelos que pesaron 900 gramos y 1,100 gramos al nacer.

Tags: , , ,