Cuidados generales del bebé. La lactancia materna

Lactancia materna

Es la alimentación natural del recién nacido. La leche materna es indiscutiblemente el mejor alimento para el recién nacido y el único que debe tomar los primeros meses (ideal 6 meses). La leche materna es muy nutritiva, fácil de digerir, protege a su hijo de enfermedades y le asegura un buen desarrollo. También acelera la recuperación de la madre tras el parto y hace que madre e hijo se sientan especialmente unidos.

Recomendaciones:

  • Es bueno dar de mamar inmediatamente tras el parto o la cesárea.
  • Las tomas serán a demanda, cuando el recién nacido se lo pida, sin horario. Cada niño tiene su ritmo de alimentación. Los primeros días puede comer 10-12 veces al día.
  • Es importante que el niño vacíe el pecho, dejando que lo suelte solo.
  • Comenzar siempre con el último pecho de la toma anterior. El pecho funciona a demanda, cuanto más se lo ofrezca a su hijo más leche producirá.
  • Su pecho no necesita una higiene especial, basta con lavarlo con agua tras las tomas y secarlo bien. Las grietas se deben en la mayoría de los casos a una mala técnica de lactancia. Se debe introducir el pezón y la areola mamaria en la boca del niño y probar distintas posturas eligiendo la más cómoda.
  • Si su hijo le pide con más frecuencia y usted se nota los pechos poco llenos, puede pensar que se queda con hambre. No le dé un biberón, póngale más veces al pecho, así producirá más leche y todo irá bien.
  • Lleve una dieta variada. Evite las bebidas alcohólicas y el tabaco. Si tiene sed beba más líquidos (agua, zumos).
  • No le ofrezca biberones salvo prescripción médica, no los necesita y entorpecerá la lactancia materna.
  • Si tiene problemas con la lactancia póngase en contacto con el pediatra.

La mejor postura para la lactancia materna

Hay dos condiciones para dar el pecho con éxito: amamantar al bebé a demanda y hacerlo en una posición correcta. Si respetas las dos, no vas a tener problemas.

  1. Es importante la forma de sentarte y cómo coges al recién nacido. No fuerces la espalda. Ponte cómoda. Lo importante es que sea la boca del bebé la que se acerque al pecho, no a la inversa.
  2. Apoya bien los brazos. Elige una silla que sea con reposabrazos o ponte al lado de una mesa, por ejemplo.
  3. Levanta ligeramente las piernas. A algunas mamás les facilita la tarea colocar los pies sobre el listón de la silla porque así mantienen al bebé cerca de ellas.

Al mamar

  1. Comprueba que introduces en la boca del bebé el pezón y parte de la aréola. Gira su cuerpo hacia ti. Vuestros cuerpos tienen que estar encarados vientre con vientre.
  2. La cabeza reposa en el antebrazo, no a la altura del codo. Así confirmas que no fuerza la posición del cuello. El pezón queda a la altura de la nariz.
  3. La boca debe estar muy abierta. Para mamar bien, la boca tiene que abarcar gran parte de la aréola, el pezón estar en dirección al paladar y la lengua presionar la parte inferior de la aréola. Sus mejillas no están hundidas y el labio inferior se dobla hacia fuera.
  4. No presiones el pecho. Aprisionar la aréola entre los dedos índice y corazón no te servirá para que tu hijo mame mejor. Si te resulta cómodo cogerte el pecho, lo mejor es que sujetes la mama por debajo con la palma de la mano, dejando el pulgar por encima.
  5. La única higiene que necesita el pecho materno es la que se realiza con la ducha diaria.

 

La lactancia artificial

  1. Si no es posible la lactancia materna, no debe ser motivo de preocupación.
  2. Se utilizarán fórmulas adaptadas para la alimentación del recién nacido.
  3. Las fórmulas adaptadas se preparan siempre igual, una medida rasa de leche sin comprimir por cada 30 ml de agua tibia (hervida o mineral).
  4. Es recomendable que el agua que se usa para preparar los biberones sea baja en minerales.
  5. A las 2-3 horas del nacimiento inicie la tolerancia con Suero Glucosado o Manzanilla.
  6. A las 6 horas de vida se le pasará un biberón con el tipo de leche pautado por el pediatra siguiendo el horario establecido en el hospital y sin pausa nocturna (3h, 6h, 9h, 12h, 15h, 18h, 21h, 24h).

Tags: