Problemas de visión en los niños

Hasta los diez años el niño no alcanza el 100% de la capacidad visual

Los principales problemas que puede tener un niño son:

– Astigmatismo: Una parte de la imagen queda enfocada por delante del resto, tanto en los objetos cercanos como en los lejanos.
– Ojo vago: Comienza cuando un ojo o los dos pierden un grado importante de visión.
– Miopía: Implica ver bien de cerca y mal de lejos.
– Hipermetropía: el niño ve bien de lejos y peor de cerca.
– Estrabismo: Normalmente uno de los ojos se desvía hacia dentro o hacia fuera.

RECOMENDACIONES:

– La detección precoz es importante para corregir los problemas visuales.
– Cuánto antes se realicen las revisiones oculares, mejor.
– En torno a los 3 años, el niño ya tiene madurez suficiente para una exploración ocular.
– La observación de los padres es decisiva.
– Son necesarias revisiones periódicas.
– Hay que realizar un uso correcto de las gafas.
– Los niños conservan la plasticidad neuronal necesaria para revertir complicaciones.
– El uso de lentillas es recomendable cuando el niño alcanza la madurez suficiente para su uso y mantenimiento.
– Las intervenciones de cirugía son recomendables cuando se haya alcanzado una estabilidad refractiva y siempre por encima de los 20 años.

Para más información consulte a un Oftalmólogo. Nisa dispone de una página específica para Oftalmología www.oftalmologianisa.es

Todos los centros Nisa disponen de este servicio.