¿Tienes dudas sobre si tu hijo está creciendo correctamente?

lot of fun with the ballLa neurorehabilitación pediátrica es el conjunto de actuaciones con carácter global e interdisciplinar que buscan dar respuesta a necesidades transitorias o permanentes originadas por alteraciones en el desarrollo o de deficiencias en la primera infancia. En este contexto, la atención temprana funcionaría como el pistoletazo de salida para niños con sospecha de sufrir un trastorno en su desarrollo o pertenecer a un grupo de riesgo en la carrera por recuperar un ritmo de desarrollo que permita su integración personal, familiar, escolar y social.
Atención en Nisa. En el Hospital Nisa Virgen del Consuelo, el Servicio de Neurorehabilitación Pediátrico-Centro de Desarrollo Infantil y Atención Tempran está dirigido a los niños con alteraciones en su desarrollo o con riesgo de padecerlos. Se trata de un proyecto novedoso en tanto en cuanto parte del convencimiento de que la atención a estos niños debe ser multidisciplinar en aras a garantizar el seguimiento completo de todas las áreas de desarrollo del niño. Psicopedagogos, neuropsicólogos, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, logopedas, médicos rehabilitadores, pediatras y neuropediatras conforman el equipo de profesionales que coordina Joan Ferri.
Otra de las novedades que acompañan a este servicio es su apuesta por adelantarse al problema antes de que aparezca como fórmula preventiva que optimice los resultados de la terapia y/o tratamiento que el niño necesite. En este sentido, los grandes prematuros -bebés nacidos antes de la semana 32 de gestación- son niños que pueden alcanzar grandes beneficios con sistemas de atención temprana por su riesgo a sufrir secuelas derivadas de su prematuridad en edad adulta. En ocasiones, estas secuelas tardan años en aflorar, por lo que la labor inquisitiva que desarrolla la atención temprana puede suponer una ventaja especialmente útil en el tratamiento de esas posibles secuelas.
Trabajo con los padres. “Hemos observado que, en ocasiones, el enfoque del tratamiento de los niños con alteraciones de desarrollo acaba por convertir a los papás en terapeutas, que llegan a casa y realizan larguísimas sesiones de trabajo con los niños por indicación de los terapeutas; es una responsabilidad excesiva para ellos que les priva de su papel de padres”, reflexiona Belén Martínez, fisioterapeuta del nuevo Servicio de Rehabilitación Pediátrica del Hospital Nisa Virgen del Consuelo.
El trabajo codo con  codo entre terapeutas y padres es otra de las novedades del servicio que coordina Joan Ferri. De hecho, las sesiones de trabajo combinan, a partes iguales, la actividad  terapeutas-niño y niño-padres-terapeutas. El objetivo es enseñar a los padres, mediante sesiones tuteladas, prácticas que luego puedan integrar en la rutina diaria de los niños sin necesidad de hacer un alto de horas para tratarlos en casa. Este trabajo conjunto es tan solo una parte de otra de las piezas clave del nuevo servicio de El Consuelo: la escuela de padres. Sesiones de aprendizaje, de convivencia con otros padres, de cooperación ante sugerencias, necesidades o dudas que puedan surgir son algunas de las actuaciones que buscan crear un núcleo fuerte que ayude a afrontar la realidad de un niño con alteraciones de desarrollo.